91 621 79 88 info@galancortes.com
Abogados especialistas en Responsabilidad Médica

Condena por no informar de los riesgos de la vacuna antigripal

STSJ de Castilla-León, Sala de lo Contencioso-administrativo, de 13 de noviembre de 2015. Condena por no informar de los riesgos de la vacuna antigripal a un paciente que sufrió, a los pocos días de su administración en el Centro de Salud, un cuadro neurológico grave.

En el presente caso ha quedado acreditado que por parte de los facultativos del Servicio Autonómico de Salud de Castilla y León es práctica habitual no informar de los posibles efectos adversos de la vacuna antigripal calificados como raros o muy raros, advirtiéndose sólo de posibles reacciones frecuentes leves.

Transcurridos ochos días de serle administrada la vacuna en su Centro de Salud, el paciente presentó un síndrome de Guillain Barré (poliradilucolopatía aguda desmielizante). Esta enfermedad está considerada como una reacción muy rara (1/100.000 casos) en pacientes vacunados de la gripe. Las neuralgias y parestesias son, asimismo, reacciones raras (1/10.000 casos). Los prospectos informativos de estas vacunas refieren tales complicaciones.

La información proporcionada por la Junta de Castilla y León advierte, con ocasión de las campañas de vacunación, lo siguiente: “¿ES SEGURA LA VACUNA? Sí. La vacuna antigripal se prepara con virus muertos por lo que no puede causar gripe. La vacuna antineumocócica tampoco puede causar la enfermedad. En algunas ocasiones se pueden producir problemas leves como molestias locales en el lugar de inyección y/o fiebre. La posibilidad de que ocurra una reacción grave tras la vacunación es extremadamente baja y siempre mucho menor que las posibles complicaciones de la enfermedad”.

En este caso, tanto la administración sanitaria demandada como su personal minimizaron los posibles efectos adversos de la administración de la vacuna, hasta el punto de faltar a la verdad, por omisión, de la totalidad de sus efectos. No por ser estos raros o muy raros han de ser silenciados, máxime si la vacunación era, como en este caso, voluntaria.

Ante la ausencia de la suficiente información de los riesgos de la vacuna antigripal, la administración sanitaria demandada es condenada a indemnizar al paciente (reclamante) en el importe de 70.000 €.

CONTACTE para mayor información sobre riesgos o efectos adversos de vacunas o medicamentos